24 octubre 2009

OTRA VEZ


Estamos apenas en las campañas internas de los partidos políticos y, las descalificaciones entre unos y otros opositores o de la misma parcela política, las calles repletas de afiches y publicidad contaminante, la guerra de papeletas y la bulla y tapones típicos de los procesos electorales nos tienen hasta la coronilla. Lo peor es la falta de propuestas; entre las descalificaciones, la fundita de comida y las prebendas realizan una campaña negativa para el país creadora de vagos clientelitas y no aporta nada a las soluciones posibles de las comunidades del país.

Mentiras y falsedades revestidas de descaro y pobres discursos, representan a miles de candidatos a estropear más las tetas de la res- pública Dominicana; pisando el camino del incumplimiento vuelven con canastillas para embarazadas y mosquiteros a comunidades pobres ofreciendo lo que no hicieron dejando tras el polvo de sus lujosas yipetas el sabor amargo de la falta de conciencias de quienes en la solución de su problema de un día empeñan el progreso de sus comunidades por seis años.


El próximo 16 de mayo otra vez con una segura abstención de un cuarenta por ciento elegiremos que es el promedio por elecciones, nuevas autoridades que nos engañaran otra vez; por nuestra actitud Guacanagarixtesca de dar al extranjero oro por espejitos (por que la mayoría no viven en las comunidades por las que se postulan) y otra vez estaremos ante una vergüenza de síndicos y regidores traga presupuestos y legisladores torpe para levantar sus manos y ágiles para embolsillarselas durante seis años.


 "Y esta ciudad sin palpados
Este país que nunca sueña
De pronto se convierte en el único sitio
Donde el aire es mi aire 
Y la culpa es mi culpa"
Noción de patria (Mario Benedetti)








1 comentario:

Penélope dijo...

Ahhh estaba escuchando una publicidad bastante tetrica tipo comics por la radio dik señor sindico no digame alcalde. y blablablaba lo unico k pienso k para hacer una campaña te puedes valer de las cosas buenas que tu tienes no tener que estar recalcando las malas de los demas